Redimensionar texto

-A A +A

Barrio Tres Cruces

Monumento al Gral. Fructuoso Rivera. Sin datos (Foto 11620 FMH.CMDF.IMM.UY)
Monumento al Gral. Fructuoso Rivera. Sin datos (Foto 11620 FMH.CMDF.IMM.UY)
Según Isidoro de María, el barrio se denomina así “por las Tres Cruces de Madera” que señalaron, a principios del siglo XVIII, el sitio donde fueran asesinadas tres personas.

En este lugar se encontraba la chacra  de Manuel Sainz Cavia. Allí, en 1813 Artigas reunió el Congreso de Diputados Orientales y expuso sus pensamientos. Aún se puede ver el torreón del palomar en el predio de la chacra, pero de época posterior, frente a la calle Avelino Miranda.

Zona de saladeros

En los comienzos de la época republicana, Tres Cruces tuvo importancia industrial, al instalarse varios saladeros en la zona. El primero de ellos fue el saladero y grasería del español Francisco Martínez Nieto, que luego fuera de Gabriel Antonio Pereira. Fue la primera industria que se valió de la máquina a vapor como trasmisor de calor, extrayendo de esta manera la grasa de los animales.

Otro de los saladeros de importancia fue el de Juan Hall, hacia la cuarta década del siglo XIX, quien incorporó otros adelantos a la industria, como canchas con piso artificial, tachos para desollar y torno.

El Pueblo Tres Cruces

En 1868, la prensa de la época daba información sobre el pueblo denominado Tres Cruces, delimitado por dos calles paralelas a la derecha y tres a la izquierda de la Av. 8 de Octubre. Abarcaba, los terrenos ubicados desde la casa llamada La Gallineta; paraje denominado así por haber existido en la extremidad de 18 de Julio un almacén con ese nombre, hasta la de los Sorchantes en Av. 8 de Octubre y Garibaldi,  donde se encontraba una pulpería con ese nombre, que hacia 1868 fuera una provisión; lugar que actualmente aloja al Instituto Crandon.

Plaza de Frutos

El 22 de octubre de 1868 fue aprobada por el Supremo Gobierno la resolución de la Junta  Económica Administrativa sobre la entrada de las carretas a la Plaza de Frutos de las Tres Cruces,  ubicada en el camino llamado entonces del Carmen (hoy Eduardo Víctor Haedo), que ya estaba preparada para  prestar servicios de carga y descarga de las carretas a los comercios de la capital y de la campaña.

AddToAny

Compartir